Entrega Gratis para pedidos de $650 English / Français

Marcela Bortoni

Nutrióloga
e Iridóloga

Alcohol y café

9alcohol-cafe-embarazo-b

No serás la única a quien no le apetezca beber alcohol durante el embarazo, y quizá ese es el modo que tiene la naturaleza de indicarte que es mejor evitarlo. Un vaso de vino durante las comidas, una o dos veces a la semana, no parece tener efectos secundarios. Sin embargo, beber regularmente y en altas dosis incrementa el riesgo de aborto, de recién nacidos con bajo peso y de daños en el bebé. El alcohol también puede limitar la cantidad de nutrientes que recibe el feto, tanto mermando tu apetito como interfiriendo en la función de la placenta. Un elevado consumo de alcohol puede producir retraso mental, así como malformaciones físicas en el niño. Con estos posibles efectos, algunos profesionales de la salud exponen que es mejor no beber manda de alcohol durante este período. Y, por supuesto, es importantísimo no emborracharse. Aunque tomar una o dos medidas de alcohol a la semana no parece dañar al bebé, el mejor consejo es no beber; y si lo haces, ten cuidado con la cantidad de alcohol que contiene la bebida.

El café es otra de las bebidas que muchas mujeres no toleran durante este periodo. Hay una relación entre las altas dosis de cafeína y la infertilidad, los recién nacidos con bajo peso y el aborto; por tanto, es importante reducir su consumo a menos de 300 mg de cafeína al día. La cafeína y los polifenoles que se encuentran en el té y en el café pueden interferir en la absorción de los minerales que contienen los alimentos.

El té de hierbas o de frutas resultan refrescantes, y algunos tienen beneficios propios.

9alcohol-cafe-embarazo-c

banner-embarazo

Deja un comentario

Pin on Pinterest0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

¡Suscribete!

Noticias y Ofertas Exclusivas