Entrega Gratis para pedidos de $650 English / Français

Marcela Bortoni

Nutrióloga
e Iridóloga

El contacto con el bebé

11contacto-bebe-b

Nunca es demasiado pronto para empezar a tener contacto con tu hijo. Lo que tu digas, hagas, pienses o sientas, incluso tu forma de moverte, puede trasmitirse al bebe en el útero. Acostúmbrate a hablar en voz alta al bebe y a cantarle. Algunos niños han reconocido canciones de cuna que les cantaban mientras estaban en el útero. Acariciar al bebé a través del abdomen es otra forma de mantenerse en contacto. En los últimos meses puede que sientas su pie o su mano a través de la piel.

Se consciente de tu hijo, piensa positivamente, ten ideas felices sobre él. Si algo le preocupa, no se lo ocultes.

Intenta moverte de la forma más relajada posible. Los suaves movimientos de tu útero al caminar lo tranquilizan. Después de nacer, que le mezan y le acunen seguirá siendo una de sus actividades favoritas.Cuando te sientas contenta y animada, tu hijo también lo estará. Cuando estés deprimida, él también. Por eso procura que sepa que lo quieres. Comparte tus sentimientos con él conscientemente.

Ser consciente del bebe en todo momento es el primer paso para crear vínculos con él y asegurarse una buena relación en el futuro. Si están en contacto sabrá lo que es mejor para la salud física y emocional de tu hijo.

Estando en el útero, tu hijo siente, oye, ve, saborea, responde e incluso aprende y recuerda. A pesar de lo que decían antes los médicos, no es una personalidad inerte y sin formar. Tiene gustos y antipatías claros. Les gustan las voces tranquilizadoras, la música sencilla con una única melodía (canciones de cuna, música de flauta), los movimientos rítmicos y la sensación de que lo acarician a través de la piel. Sus antipatías incluyen voces altas; música con ritmo insistente (rock duro); luces fuertes y parpadeantes; movimientos rápidos o bruscos y estar apretujado cuando tu te sientas o en una postura rara.

El sentido del oído del bebe dentro del útero se desarrolla hacia el tercer mes, y sobre la mitad del embarazo puede responder a los sonidos que proceden del mundo exterior. Esta suspendido en líquido amniótico, que transporta bien el sonido, aunque lo que oye estará amortiguado, como lo que se oye debajo del agua. También puede distinguir el tono emocional de las voces y mueve el cuerpo al ritmo de su entonación. Se calmará si usted habla en un tono apaciguador. El sonido de los latidos del corazón de la madre es una presencia constante en su mundo y parece tener una influencia duradera en ella. En un estudio, se puso una cinta de los latidos de la madre a uno recién nacido y aumentaron mas de peso y durmieron mejor que un grupo de control de bebes que no oyeron la cinta.

El bebe experimenta el mundo por primera vez a través de ti, su madre. No solo percibe cosas que suceden fuera del útero, sino también los sentimientos de la madre. Puede hacerlo porque nuestras emociones desencadenan la liberación de diferentes sustancias químicas en la corriente sanguínea: la ira libera adrenalina, el miedo colaminas, la euforia libera endorfinas. Estas sustancias químicas atraviesan la placenta hasta el bebe a los pocos segundos de que sientas esa emoción concreta. A los bebes les disgusta que la madre siente emociones negativas, como ira, ansiedad o miedo, durante mucho rato. Pero los breves períodos de ansiedad o ira (causados por un momento de pánico o una discusión con la pareja) no parecen tener efectos a largo plazo en el bebe. Incluso pueden ser beneficiosos para él porque le ayudan a empezar a afrontar situaciones estresantes en el futuro. Por otro lado, los estudios sugieren que albergar ira o ansiedad de forma prolongada, puede ser perjudicial para el bebé. Estos afectos pueden incluir un parto problemático, un peso bajo al nacer, tener muchos cólicos y problemas de aprendizaje en el futuro. Por suerte, los estudios también muestran que si una madre es feliz y positiva con su embarazo y no ignora a su futuro hijo, los períodos de emociones negativas parecen tener menos efectos.

El futuro padre es la segunda influencia más importante en la vida del bebe. Su actitud hacia la pareja, el embarazo y el futuro hijo es crucial. Si esta contento y deseoso de que nazca su hijo, es más probable que la madre esté contenta y disfrute de su embarazo. A su vez, tu hijo tiene más posibilidades de ser un niño feliz y sano. Intenta hablar con él siempre que puedas porque los estudios demuestran que los bebes en el útero reconocen las voces tanto de la madre como del padre.

banner-embarazo

Deja un comentario

Pin on Pinterest0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

¡Suscribete!

Noticias y Ofertas Exclusivas