Envio Gratis para pedidos de $1200 English / Français

Marcela Bortoni

Nutrióloga
e Iridóloga

¿Escapas a través de la comida?

la comida como escape

¿A quién no nos ha pasado alguna vez que nos metemos algo a la boca sin tener hambre real? Sólo por el simple hecho de seguir sintiendo placer o para distraernos de algo que no queremos hacer o sentir, por estar aburridos, tristes o bien para castigarnos inconscientemente.

Gabriela es una paciente de 43 años que llegó al consultorio con el propósito de bajar de peso. Hace poco tuvo su tercera cita. Gabriela ha cambiado de hábitos y ha aprendido a combinar alimentos, a organizarse en sus tiempos, a llevarse snacks, a comer con horarios fijos para no mal pasarse; incluso a identificar si lo que se está llevando a la boca le sabe muy rico o a veces muy seco, ¡eso es comer con conciencia! Hasta el momento ha bajado 6 kg en base a constancia, disciplina y autocontrol.

Cada que nos vemos en consulta me comenta como ha empezado a identificar los momentos o situaciones que la hacen querer comer cosas que su cuerpo no necesita.

Todos nosotros pasamos por situaciones que nos ponen los sentimientos a flor de piel, que nos mueven; ella nos comenta que cada que escucha una conversación que le deja un mal sabor de boca, al no poder encontrar una solución a ese malestar, va y trata de compensar ese sentimiento ya sea de coraje, enojo, frustración o impotencia con un alimento que para ella es un alimento confort.

Sí, el consumir alimentos cuando nos encontramos en ese estado nos proporciona un placer momentáneo; pero después viene la culpa o arrepentimiento. No se trata de nunca darnos un gusto, si no de hacerlo consciente, de vez en cuando y no para huir de una situación o emoción, o simplemente por estar aburridos.

Hay otras maneras de manejar los sentimientos.

Si te pasa como a ella, y en situaciones de ansiedad o estrés sientes la necesidad de comer, trata de hacerte estas preguntas antes de llevarte un alimento a la boca:

Gabriela está aprendiendo a hacerse cargo de sus emociones, y así como ella, nosotros podemos ser capaces de identifícalas y darles prioridad, no hay ningún sentimiento con el que no podamos lidiar, trabajémoslo en lugar de escapar, no es algo fácil ni inmediato, requiere de un gran compromiso y voluntad.

Nut Liliana Mota

mas-historias-consulta

Deja un comentario

Pin on Pinterest0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

¡Suscribete!

Noticias y Ofertas Exclusivas