Envio Gratis para pedidos de $1200 English / Français

Marcela Bortoni

Nutrióloga
e Iridóloga

Tus antecedentes familiares no definen tu futuro.

antecedentes familiares

Hace cuatro meses llegó a consulta una paciente de 30 años llamada Ana pesando 15 kg más de lo recomendado para su complexión. Me comentó que recientemente les habían diagnosticado con Diabetes de tipo 2 a sus padres y quería saber si ella estaba a tiempo de prevenirlo o si de plano por sus antecedentes ya era un hecho que lo iba a padecer tarde o temprano. Yo le respondí que la genética, en este caso, solo incrementaba la susceptibilidad de padecer la enfermedad, pero que al cuidar su alimentación y al procurar el ejercicio físico lo podíamos prevenir.

Al analizar su iris, lo más destacado de la interpretación fue notar que el páncreas es un órgano débil en ella, lo cual, aparte de sus antecedentes, también refleja la posibilidad de desarrollar alguna enfermedad relacionada con esta glándula (por ejemplo, la diabetes). Además, contaba con adherencias en el intestino que causan o son la causa de un desajuste en nuestra flora intestinal. En nuestro intestino tenemos un 85% de bacterias “buenas” y un 15% de bacterias “malas”. Si esta proporción entre las bacterias se desajusta, puede ocasionar problemas de malabsorción, inflamación, dolores de cabeza,  cambios en el estado de ánimo, entre otros; y se ha estudiado que también pudiera causar resistencia a la insulina y aumentar la concentración de glucosa en sangre. Por lo tanto, limpiar el intestino también estaba en la lista de prioridades a trabajar con esta paciente.

Comencé explicando en lo que consistía una alimentación balanceada y señalé hábitos que podía mejorar para poder llegar a un estado de salud óptimo. Era importante que cambiara muchos hábitos de forma permanente. De la misma manera, le recomendé comenzar a realizar ejercicio físico al menos 4 veces a la semana, ya que el ejercicio ayuda a bajar de peso, a mejorar la sensibilidad a la insulina y a secretar la serotonina, una de las hormonas de la felicidad que nos ayudan a mantenernos motivados para así seguir mejor el plan de alimentación.

Después, continuamos con el tratamiento natural que consistía en tomar en ayunas el bicarbonato de sodio y los probióticos que le ayudarían a optimizar su flora intestinal, después del desayuno y la comida los tés EasyDetox + EasyPH y el café verde, y después de cenar, el jugo quemador de grasa. Este último consiste en combinar el vinagre de manzana y el aceite balance, un extracto de la semilla de linaza. Ella se fue feliz y determinada a realizar los cambios necesarios para ver los resultados.

A la segunda cita, había perdido aproximadamente 6 kg de peso, y su pupila ya se veía mucho más circular, lo cual refleja un intestino limpio. Para la tercer cita, había perdido 5 kg más, por lo que solo le faltaban otros 4 kg para llegar a la meta. No obstante, para la siguiente cita, perdió 5 kg más, dando un total de 16 kg y nos dejó sorprendidas y felices. Fueron 4 meses de mucho aprendizaje e impacto, para su última cita ya parecía alguien completamente diferente. Realmente se notaba la transformación de adentro hacia afuera. Después de realizarse exámenes de sangre, sus niveles de glucosa estaban en perfecto estado. Ahora la tarea será mantener ese peso continuando con los buenos hábitos de alimentación y de ejercicio en los siguientes años para poder permanecer en un estado nutricio y de salud óptimo y así prevenir la Diabetes.

Nut Tere Ramirez

mas-historias-consulta

Deja un comentario

Pin on Pinterest0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

¡Suscribete!

Noticias y Ofertas Exclusivas