Soy Bulímica - Nutricion Avanzada
Envio Gratis por Tiempo Limitado English / Français

Marcela Bortoni

Nutrióloga
e Iridóloga

Soy Bulímica

bulimica-historias

Llega una jovencita de 19 años, con el pelo algo maltratado, no lo tenía pintado, pero aun así no se veía sano. Solamente tenía 6 kilos de más, que no la hacían lucir como ella se quería ver. Después de tomar sus datos, tomamos una foto de cada iris.

Es curioso, cómo en el iris derecho se observa el hígado mientras que en el iris izquierdo se observa el corazón y efectivamente, observamos el tejido quebrado; todas las fibras que unen la pupila con la circunferencia del iris estaban separándose, lo que anunciaba:

• Oxidación

• Terrible pérdida de minerales

• Problema de acidez fuerte, con adherencias en el intestino

• Deficiencia de hierro

En resumen: DESNUTRICIÓN.

Le explico la situación y me dice: Vomito la comida dos veces al día y uso laxantes, deseo estar delgada y verme perfecta, pero no lo logro.

Le explique que la oxidación que estaba ocurriendo dentro de su cuerpo, hacía que se perdiera su belleza interior, le provocara, por consecuencia, un desequilibrio hormonal produciendo cambios drásticos en el estado de ánimo y, por supuesto, incremento a su ansiedad por comer.

Le pregunté que por quien lo estaba haciendo, me contó que su ex novio la había dejado, que no podía parar de comer por la ansiedad y la tristeza, pero que a la vez sabía que tenía que perder peso. Su hermano de 16 años le había dicho que la habían dejado por gorda.

Le expliqué que el camino que estaba eligiendo no era el mejor. Su pelo y su piel estaban luciendo mal a causa de la deficiencia de minerales que ella misma se estaba provocando con el uso de laxantes y vomitando. Además de que estaba afectando su estómago e intestino, que si seguía por ese camino, yo le garantizaba que para los 25 años estaría más gorda.

También le explique que ella se iba a enamorar muchas veces y que su felicidad no puede depender de la reacción de otra persona.

Le di la dieta de los puntos. Estaba sorprendida con la cantidad de proteína y grasa que debía de comer, me repitió varias veces: ¿Estás segura que con esto voy a bajar de peso? Realizando la dieta y tomando el tratamiento natural, claro que sí bajas de peso. Pero tienes que comer y masticar los alimentos, le aseguré.

A la semana había perdido un kilo de peso y había disminuido su porcentaje de grasa. Cambió su forma de comer e hizo consciencia de la importancia que tienen los alimentos dentro del cuerpo.

Al mes y medio ya era otra, su pelo había cambiado, su belleza había incrementado y, claro, se veía más feliz.

La dieta de mantenimiento es fácil, se trata de comer ordenadamente 4 días por semana, el resto puedes probar lo que se te apetezca.

Nutrióloga, Iridóloga y Naturista Marcela Bortoni

contacto-marcela

mas-historias-consulta

Deja un comentario

Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

¡Suscribete!

Noticias y Ofertas Exclusivas